El primer estudio sobre la biodiversidad de la cuenca baja del río Caguán y del alto Caquetá

Fue presentado en Florencia, el primer estudio enfocado en la biodiversidad de la cuenca baja del río Caguán, donde los investigadores registraron 790 plantas, 139 peces, 55 anfibios, 42 reptiles, 408 aves, y 62 mamíferos.

Por: Jimena Sterling

En la Universidad de la Amazonía se realizó el lanzamiento del libro “Inventario rápido, biológico y social Bajo Caguán – Caquetá”, una investigación que surgió como resultado del trabajo articulado a nivel institucional y comunitario entre varios socios incluyendo la Gobernación de Caquetá, Corpoamazonia, Parques Nacionales Naturales, la Universidad de la Amazonia, la Pontificia Universidad Javeriana, la Universidad Nacional de Colombia, el Proyecto GEF “Corazón de la Amazonía”, WorldWildlifeFund-Colombia, TheNatureConservancy, Conservación Internacional-Colombia, WildlifeConservationSociety, Amazon ConservationTeam-Colombia, ASCAINCA, los Resguardos Indígenas Huitorá y Aguas Negras, las comunidades campesinas del Núcleo 1 en el Bajo Caguán, comunidades campesinas del alto Caquetá, la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible y The Field Museum de Chigago, Estados Unidos.

Con este inventario, que es el primer estudio enfocado en la biodiversidad de la cuenca baja del río Caguán, los investigadores registraron 790 plantas, 139 peces, 55 anfibios, 42 reptiles, 408 aves, y 62 mamíferos.

El trabajo de campo se realizó con un equipo de 40 personas divididas en dos equipos: social y biológico.“Visitamos cuatro lugares del Bajo Caguán y Alto Caquetá con recorridos de 20 días, con 14 kilómetros de caminata diarios, e hicimos levantamientos de flora y fauna” afirmó Marco Aurelio Correa, Director del Jardín Botánico y del Herbario HUAZ de la Universidad de la Amazonía.

De las 750 especies de plantas encontradas existen 107 registros nuevos para el departamento del Caquetá y siete especies nuevas para Colombia. También se detectaron dos tipos de formaciones vegetales: bosques inundables con palmas y plantas, y bosques de tierra firme con árboles maderables y especies como la Heliconia Lutegia.

Por su parte, el magíster en Ciencias Biológicas e investigador del Centro INBIANAM, Diego Huseth Ruiz, afirmó que“encontramos 55 especies de anfibios y 42 de reptiles. Dentro de los registros notables tenemos ranas de cristal que son supremamente atractivas porque el registro más cercano que se tenía para la región era en hacia Brasil y Venezuela”.

Este nuevo registro para Colombia y para el departamentorepresenta una necesidad latente de proteger y conservar estos bosques porque sin ellos los suelos son susceptibles a erosión y degradación.Las áreas protegidas no son islas, si son islas, se mueren.

Con respecto al componente social, Diana Alvira, Coordinadora del Programa Conservación para el Bienestar delThe FieldMuseum de Chicago y líder de esta área, expresó que “el mensaje que queremos dejar con este libro es que esta región tiene amplia biodiversidad y se debe cuidar, proteger y promover la producción sostenible para que la población que vive en este territorio mantenga la conectividad con el Parque Chiribiquete”.

Cabe resaltar que por primera vez en un proceso de investigación de esta envergadura se realizó trabajo en conjunto con indígenas, colonos, campesinos e instituciones para pensar y construir el territorio.

 

One thought on “El primer estudio sobre la biodiversidad de la cuenca baja del río Caguán y del alto Caquetá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas